sábado, 11 de marzo de 2017

SANTA FLORENTINA
El día 14 de marzo, Berzocana junto con la población de La Palma, en Murcia y perteneciente al Campo de Cartagena, celebramos la festividad de nuestra Santa Florentina.
Según el santoral católico, su conmemoración es el 20 de junio, día en el que Berzocana también la festeja y alaba con la Santa Misa.
Muchas veces nos hemos preguntado por qué Berzocana y La Palma, dos poblaciones tan distantes en nuestra geografía, celebramos con amor y devoción la festividad el día 14 de marzo y no el 20 de junio.
Sobre nuestra santa no tenemos mucha información transmitida. Se puede pensar que es el día en que son trasladadas sus reliquias desde Écija, donde murió, hasta la Iglesia de San Juan de la Palma en Sevilla, donde san Leandro había dispuesto que yacieran los cuatro hermanos Santos.
Florentina, nacida en Cartagena, hija de Severiano, noble hispanorromano, y Túrtura, es la tercera de estos cuatro grandes santos: Leandro, Fulgencio e Isidoro.
Después del destierro que toda la familia sufre desde Cartagena a Sevilla, su hermano mayor Leandro, posteriormente Arzobispo de Sevilla, que la profesaba un gran cariño, la instruyó en los estudios clásicos y sagrados.
Florentina era de inteligencia muy despierta y, como sus hermanos, decidió consagrarse al Señor en la vida religiosa, retirándose al monasterio benedictino de santa María del Valle en Écija, del que pronto fue elegida abadesa, y cuya sede episcopal gobernaba su hermano Fulgencio.
Fundó más de cuarenta conventos, siguiendo la regla escrita para ella por su hermano Leandro: “De Institutione Virginum”.
Su hermano Isidoro también la distinguió, escribiendo la obra sobre la fe: “De fide contra iuadeos”.
Murió ya muy anciana, después de una vida de penitencia y santidad, confortada por sus monjas, que en gran número había conseguido incorporar a los conventos.
Para conocer mejor a nuestra Santa, vale la pena traer aquí los consejos que en un precioso tratado daba San Leandro a su hermana, valiéndose del nombre de su piadosa madre, Turtur, en latín, que significa tórtola en castellano: “No quieras irte del tejado en donde la tórtola tiene sus pequeñuelos. Eres hija de la inocencia, del candor, tú precisamente que tuviste a las tórtola por madre. Pero ama mucho más a la Iglesia, tórtola mística que todos los días te engendra para Cristo. Descansa tu ancianidad en su seno, como antaño descansabas y tu ardor mecías en el regazo de la que cuidó tu infancia.
¡Ah, hermana mía querida, comprende si puedes el ardiente deseo que inflama el corazón de tu hermano de verte unida con Cristo! Tú eres lo mejor de mí mismo. ¡Desgraciado de mi si otro pretendiese despojarte de tu corona! Tú eres delante de Cristo mi baluarte, tu mi prenda querida, mi Hostia Santa por la que he de merecer salir del abismo de mis pecados”…
Se servicial con las hermanas que viven contigo y procura no hacer sufrir a ninguna.
Vive la vida comunitaria, así tu vida se parecerá a la de los Apóstoles.
Estas buenas reglas fueron las que siempre procuró vivir Florentina y viviéndolas llegó a la perfección.
Berzocana se honra en custodiar en la nuestra monumental iglesia de san Juan Bautista, los sagrados cuerpos de San Fulgencio y su hermana Florentina, patronos de nuestra Iglesia Local, traídos por los clérigos sevillanos, junto a la imagen de la Virgen de Guadalupe, para evitar su profanación  cuando los árabes invadieron España en el año 711.
Que dios os bendiga todos y nuestros Santos os protejan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario